Amortiguadores Bilstein

Los primeros amortiguadores monotubo de presión de gas fueron creados por Henry Bilstein en 1954 y, hoy en día, siguen siendo líderes en calidad y rendimiento. Su principal ventaja radicaba en que el aceite estaba bajo presión y, de este modo, se inhibía el espumado del mismo al aumentar la temperatura y la carga. La primera marca en montar amortiguadores Bilstein fue Mercedes-Benz pero ya en los años 60 se convirtieron en los amortiguadores de referencia en la Fórmula 1 utilizados por marcas como Porsche y McLaren.

Durante la década de los noventa Bilstein desarrolla los primeros sistemas de amortiguación semiactivos y activos con control electrónico y en el año 2004 los innovadores DampMatic para Mercedes-Benz y DampTronic para Porsche.

Las marcas de automóviles con mas renombre del mundo confían en la innovación y la calidad de las suspensiones Bilstein para la producción en serie.

Bilstein dispone de una amplia gama de amortiguadores que van desde los destinados a uso particular a los diseñados a medida para vehículos de alta gama y competición.

Es una marca que se adapta a todos los bolsillos y a todas las expectativas, desde la seguridad que busca un conductor particular a la diversión que busca quien quiere disfrutar de una conducción más deportiva.

Particulares

Dentro de la gama Original Negra encontramos el amortiguador Bilstein B2, el más económico y que normalmente incorpora de serie el vehículo y el Bilstein B4 de presión de gas monotubo que mejora ligeramente las prestaciones del anterior, manteniendo una fuerza de amortiguación constante. Son amortiguadores pensados para ofrecer confort al conductor con un comportamiento bueno en carretera.

En la gama Gas Amarilla encontramos el modelo Bilstein B6 con tecnología monotubular Upside-Down de Bilstein. Este amortiguador ha sido ajustado mediante la prueba de conducción Bilstein y no necesita homologación.

Profesionales

Para un uso profesional Bilstein dispone de la tecnología monotubo, que es la elegida en el deporte de motor y en automóviles deportivos de serie. Su ventaja consiste en dotar a los ingenieros de la libertad de elegir la posición de instalación perfecta.

Por otra parte, la tecnología bitubo proporciona una mejora sensible del comportamiento en carretera en caso de instalar recambios de acuerdo con el valor actual.

El modelo Bilstein B8 es un amortiguador de alto rendimiento para montar con muelles rebajados, un poco más deportivo. Por su parte en Bilstein B10 rebaja 6 cm delante y 3 cm detrás, dando una imagen cuneiforme, prestaciones deportivas y un rendimiento mejorado.

Competición

Los modelos Bilstein B14 y Bilstein B16 entrarían en la gama de competición incluyendo éste último un botón de control para determinar si la conducción es confort o sport.

Además, dentro de la gama de competición están los amortiguadores con sistema Bilstein MDS (Sistema Modular Damper) que consiste en soluciones “a medida” para proyectos especiales.