La nueva generación del legendario 4 × 4 se basa en la experiencia de suspensión de BILSTEIN

  

Indestructible. Legendario. Icónico. Cuando hablamos del Land Rover Defender, la conversación está marcada por el entusiasmo y los superlativos. El Land Rover Defender es uno de los clásicos absolutos de la historia del automóvil y es apreciado en todo el mundo como el mejor 4 × 4. El mundo del automóvil en general y la escena off-road en particular sintieron una gran pérdida cuando el último Defender abandonó las líneas de ensamblaje en Solihull, Inglaterra, en 2016. Pero los rumores de una nueva edición rápidamente dieron la vuelta al mundo. Y de hecho: en el IAA 2019 en Frankfurt los británicos presentaron una generación completamente nueva del Defender.

Un icono rediseñado para el siglo XXI: cargado de tecnologías innovadoras, con un diseño totalmente nuevo y sin embargo, claramente reconocible como un Defender.

“El Defender original fue diseñado para disfrutar de su conducción, pero tuvo sus dificultades. Queríamos eliminar estas debilidades sin tener que prescindir de su parte de disfrute ”, explica Mike Cross. El inglés debe saberlo. Cross es ingeniero jefe de vehículos en Jaguar Land Rover y responsable del manejo del nuevo Land Rover Defender.

Diseñado principalmente como un todoterreno, el Land Rover Defender era realmente inmejorable fuera de la carretera: donde los vehículos normales se atascaron. Pero la comodidad en el viaje dejaba mucho que desear. El nuevo Defender está diseñado para atraer a una clientela cada vez más exigente que también quiere cubrir distancias más largas en la carretera. Después de todo, el cliente objetivo de Land Rover hace tiempo que dejó de consistir únicamente en cazadores y forestales. Es un coche cuyo uso es ideal tanto para familias como para aventureros y exploradores.

   

Durante el desarrollo los ingenieros pusieron especial énfasis en una gama de habilidades sin precedentes: esta generación del Defender debería seguir siendo el punto de referencia en terreno sin pavimentar mientras ofrece el más alto nivel de comodidad en la carretera, un gran desafío.

Para lograr esto, Jaguar Land Rover se basa no solo en la suspensión independiente por primera vez en Defender, sino también en la experiencia integral de suspensión de BILSTEIN. La tecnología DampTronic® semiactiva con módulo de suspensión neumática, permite una superposición inesperadamente amplia entre el rendimiento fuera de carretera y la comodidad de la carretera.

El ajuste electrónico de la fuerza de amortiguación se lleva a cabo mediante una configuración que se ajusta automáticamente y sin problemas a ambos requisitos: con la ayuda de sensores adicionales, el modo de conducción y las condiciones del vehículo en ese momento se registran en una unidad de control central. La fuerza de amortiguación óptima se aplica a cada amortiguador individual a través de una válvula controlada magnéticamente. Por lo tanto, se pueden implementar una multitud de ajustes diferentes con solo una suspensión.

Antes de su estreno mundial, el vehículo con tracción en las cuatro ruedas, tuvo que pasar más de 62.000 pruebas individuales. Los prototipos tuvieron que cubrir varios millones de kilómetros de prueba. Pero el trabajo duro valió la pena. Nick Rogers, Director de Tecnología de Jaguar Land Rover, está convencido: “Como resultado, ahora tenemos el Land Rover más versátil de todos los tiempos y un vehículo realmente cómodo y moderno que se puede conducir y usar en cualquier parte del mundo por los perfiles de conducción más diversos “. ¡Misión cumplida!